Platos – El mejor locro vegetariano del bicentenario y algunos pedidos especiales.

:: Hola gente linda, gracias por seguir eligiendo alimentarse sano. Llegamos al gran día en el cual vamos a hacer el mejor locro vegetariano, ¿cómo, se puede hacer un locro sin carne vacuna ni de cerdo? Sí, y no se dan una idea lo bien que queda. Simplemente hay que tener ganas de hacer algo distinto. Lo que te recomiendo es que hagas esta receta mientras escuchas el programa de Claudio o si no en el feriado del 24 para recibir y festejar el bicentenario con un gran locro sano, nutritivo, rico y divertido.

:: No sé si es tu caso, pero varios se preguntan ¿qué es el locro?

Y te cuento que el locro (del quechua ruqru o luqru) es un guiso a base de zapallo, maíz y porotos que se consume en la zona de la cordillera de los Andes, desde Argentina (pasando por Chile, Perú y Bolivia) hasta Ecuador.

:: Su origen es indudablemente prehispánico y preincaico, típico de varios pueblos andinos que basaban gran parte de su dieta en el maíz, porotos o zapallo. Hay millones de recetas, pero ninguna como la mía… mentira, pero lo único invariable es su base vegetal, el maíz, el poroto, el procedimiento de cocción (a fuego medio) y la dedicación que lleva hacer un gran locro, porque creo que esa es una de las características típicas de este plato. Nadie hace locro para dos, siempre que se prepara se hace una olla grande para toda la familia. Hablando de eso, vos podes hacer mucho locro y freezarlo, total dura más de 6 meses en el freezer.

:: Por otro lado, también encontrarán algunos pedidos de recetas para que a todos les sirvan los datos.

:: Por todos estos motivos nos ponemos a trabajar y ahora más que nunca me voy hacer unos matecitos porque la ocasión así lo amerita.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista

:: Locro vegetariano

INGREDIENTES (10 porciones)

:: Para el locro


Maíz blanco ½ kilo

Porotos alubia ½ kilo

Quinua ¼ kilo

Cebolla 2

Zanahoria 2

Apio 2 ramas

Zapallo (tipo anco) 2 chicos (2 Kilos)

Dientes de ajo 2

Semillas varias 200 gramos

Perejil 100 gramos

Tomillo 50 gramos

Pimienta y sal cantidad necesaria

Aceite de oliva cantidad necesaria

Pimentón dulce 2 cucharadas

Comino 1 cucharada

:: Para el sofrito

Cebolla de verdeo 500 gramos

Pimentón picante o

paprika 3 cucharadas

Pimienta y sal cantidad necesaria

Aceite de oliva 100 cc

Tofu Cantidad necesaria
PROCEDIMIENTO

:: Para el locro

Bueno, esta receta la vamos a tener que dividir en dos días.

El primero poné a hidratar el maíz y las alubias en dos cacerolas con agua pimienta y sal por separado. (Consejito: si tenés caldo de verdura va a ser mejor que agua)

Al otro día, agregale un poco más de agua al maíz y a la alubia y ponelas a hervir mientras que preparas los ingredientes (1 hora de cocción).

Limpiá la quinua en abundante agua por lo menos 5 veces.

Cortá las verduras (cebolla, zanahoria y apio) lo más chiquito que puedas o que te deje tu paciencia.

Pelá una calabaza y cortala en cuadraditos de 1×1 o 2×2 (ojo que no tenés que multiplicar nada es una medida que te doy aproximadamente JA JA JA).

A la otra calabaza cortala sin pelarla en cuadraditos chiquitos y prolijos.

Picá los dientes de ajo.

Tostá las semillas y molelas.

Picá las hierbas y ahora respirá que tenemos que cocinar el locro. Mientras tanto tomate unos mates y limpiá la cocina, porque recordá que el orden es progreso.

En una cacerola super grande, ponele un chorrito de aceite y agregale la cebolla, zanahoria, apio y la calabaza sin piel con un poco de pimienta y sal, y doralos. Después, agregale el ajo y el tomillo. Cocina por 3 minutos, agregale un vaso de agua fría, revolvé e incorporale el maíz blanco. Cubrilo con agua caliente y dejá cocinar por media hora con la cacerola tapada. Luego agregá las alubias, la calabaza con piel, el pimentón, el comino, cubrí con agua caliente, un poco más de pimienta y sal y cociná media hora más tapado.

Ahora es el turno de la quinua, porque estaba celosa, casi más me hace un piquete en la computadora porque no la incorporaba. Ponela en la cacerola y cociná 20 minutos pero esta vez sin tapar. Ahora es el momento en donde vos vas a decidir cuándo está tu locro. Porque yo te fui dando tiempos de cocciones pero realmente vos sos la única persona que se va a dar cuenta cuándo están todos los ingredientes. Cuando esté todo, agregale las semillas y dejalo reposar un ratito antes de servir.

:: Para el sofrito

Cortá la cebolla de verdeo en tiritas finitas.

Cortar el tofu en cuadraditos de 1×1.

En una sartén colocar un poco de aceite y saltear la cebolla de verdeo con un poco de pimienta y sal. Cuando esté, agregale el resto del aceite, la paprika y corregí la sazón. Sacar del fuego y cuando esté tibio agregale el tofu y dejá reposar hasta que se enfríe.

:: Armado del plato

Serví el locro en cada plato o una fuente, por encima agregale el sofrito con tofu y espolvorea con el perejil. A disfrutar el mejor locro, después me cuentan y si les sobra me envían un poquito a mi casa porque yo soy súper fanático de este plato. Ahora sí, podemos gritar todos juntos viva la patria y el locro carajo!!!

:: Pablito Martín. Chef – Periodista

:: Chorizo vegetariano

INGREDIENTES:

Pimiento rojo, amarillo

y verde 1 de cada uno medianos

Cebolla 2 medianas

Diente de ajo 2

Zanahoria 1 mediana

Avena instantánea 100 gramos

Fécula de maíz 50 gramos

Agua fría 2 ¼ taza

Semillas varias 50 gramos

Pimentón dulce 2 cucharadas

Romero 10 gramos

Pimienta y sal cantidad necesaria

Aceite de oliva cantidad necesaria

Film resistente a altas

temperaturas cantidad necesaria

Claras de huevo 2

PROCEDIMIENTO:

:: Para esta receta tengo dos opciones de preparado, vos tenés que elegir cuál te gustaría hacer y después me contás cómo te salió. Con respecto a los condimentos, a mí se me ocurrieron esos, teniendo en cuenta mis gustos y los pedidos, si a vos no te gusta alguno o preferís cambiarlo, está muy bien, porque siempre recordá que vas a cocinar el mejor chorizo vegetariano de tu día!!!!

:: Para las 2 opciones:

Primero pica todas las verduras lo más chico posible y reservalas por separado.

Diluí la fécula en una taza con agua fría.

Hidrata la avena con agua caliente de una taza.

Tortá las semillas y molelas.

Picá el romero o la hierba que elegiste.

Batí las claras, simplemente para romper su estructura (30 segundos)

En una sartén grande o cacerola dorá la cebolla, los pimientos y la zanahoria. Sazoná. Luego agregá el ajo y el romero y cociná por 1 minuto. Incorporá un chorrito de agua fría y revolvé. Luego la avena, el pimentón. Por último agregá la taza con la fécula y revolvé hasta que la preparación quede espesa. Saca la sartén del fuego y rectificá el sabor. Dejá entibiar.

:: Opción 1 (lo que no significa que es la mejor!!!!):

Meté la preparación en una procesadora, agragale las claras y las semillas y procesá hasta que te quede una pasta.

En la mesada extendé el film, ponele un poco de la preparación y hacé rollitos del tamaño que más te guste, pero siempre apretalos bien.

:: Opción 2 (Los últimos serán los primeros!!!):

Nos habíamos quedado en que tenías que entibiar la preparación. Luego agregale las claras y las semillas y mezclá bien.

En la mesada extendé el film, ponele un poco de la preparación y hacé rollitos del tamaño que más te guste, pero siempre apretalos bien.

Ahora tenes dos opciones para cocinarlos, una es en agua hirviendo y se te harán en 15 minutos aproximadamente y otra es en el horno pero para esta opción sí o si tenes que usar film para altas temperaturas, porque calculá que el horno lo vas a calentar más o menos a 170°.

Aclaracíon gauchita: Esta receta es muy fácil, hacela porque parece más complicada de lo que es.

:: Pablito Martín Chef – Periodista

:: La gran sopita de Claudio

INGREDIENTES (2 personas)

Avena instantánea 6 cucharadas

Caldo de verdura 2 tazas

Semillas varias 2 cucharadas

Maca 1 cucharada

Espirulina en polvo 1 cucharadita

PROCEDIMIENTO

Sin lugar a dudas el autor de esta receta es Claudio. Lo único que hice fue agregarle las semillas para mejorar el sabor. Pero si no tenés nada de tiempo la idea es hidratar la avena en el caldo de verdura hirviendo, luego agregale la maca y la espirulina. Ahora si tenés un minuto más, te recomiendo que le incorpores semillas tostadas y machacadas. De esta forma le agregarás nutrientes y un sabor más agradable.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista (Con la autorización de Claudio)

:: Alimentos ricos en Acido Fólico

:: Esta es una lista gauchita, que yo me fui armando, de los alimentos ricos en acido fólico:

Verduras:

Calabaza, espárragos, palta, remolacha, brócoli, repollitos de bruselas, coliflor, acelgas, endibias, espinaca, batata, zucchini, zapallo, nabo, tomate, berro, repollos, choclo, zanahoria, pimiento Morrón, cilantro, menta, ajo, cebolla, apio, papas, perejil y habas.

Frutas:

Banana, melón japonés, naranja, frutilla y limón.

Porotos:

Porotos negros o Colorados, lentejas, habas, soja, arvejas, tofu.

Otros:

Nueces y semillas de girasol.

:: Lo importante es que si vos necesitas ingerir acido fólico por alguna razón, siempre tenés que consultar a un especialista que te indicará la medida justa según tu organismo lo requiera. Por otro lado, buscá en el portal que ya publiqué un artículo donde hablo de la palta que a mi entender es una de las principales fuentes de acido fólico. Igualmente como te habrás dado cuenta en todas mis recetas siempre utilizo ingredientes ricos en acido fólico.

:: Por otro lado, si comés los vegetales crudos tu cuerpo podrá absorber mejor los nutrientes de ellos. Por esta razón, el organismo se nutre de más acido fólico durante el verano que es la época donde comemos mucha ensaladas frescas (llagada la estación les escribiré recetas de ensaladas). Pero como me gusta escribir, ahora te regalo el mejor guacamole de tu noche romántica (no sé qué tiene que ver, pero se me ocurrió ese título).

:: Guacamole mexicano

INGREDIENTES (3 porciones)


Palta 2

Cebolla 1 mediana

Tomate perita 1

Chile picante 1 cucharadita

Cilantro o perejil 1 cucharada

Jugo de limón 2 cucharadas

Pimienta y sal Cantidad necesaria

PROCEDIMIENTO

Esta receta es más fácil que ir al kiosco a pedir monedas.

Picá la cebolla, el tomate, el chile, el cilantro o perejil bien chiquito y ponelo en un bol. Agregale el jugo de limón y mézclalo. Pelá la palta e incorporaselá al bol con un poco de pimienta y sal. Mezclá bien y listo el aguacate, lo único que te queda es buscar unas galletitas o unas tortadas para untar esta excelente preparación.

:: Pablito Martín Chef – Periodista