NO NOS LIMITAN LAS CIRCUNSTANCIAS, NOS LIMITA LA MENTE

150972917

¿Cuántas veces decidiste tus pasos a seguir partiendo del miedo,
del rencor, de los celos, de la maldad? Apenas se halle libre de pensamientos
y emociones destructivas, tu mente dejará de obrar desde las antiguas programaciones
y avanzará desde las elecciones sanas, abiertas, positivas y receptivas. Poseemos la maravillosa
capacidad de recrearnos, de despedirnos de una buena vez,
de la vieja personalidad reactiva, para ser quienes realmente preferimos ser.

Es el momento de animarnos al cambio que anhelamos.
¿Cómo surgirán nuevas oportunidades si nos cerramos a las circunstancias presentes?
Inspiramos la realidad segĂşn nuestras creencias. Por eso hay quienes, incluso en estado de carencia,
confĂ­an que pueden y salen adelante. No nos limitan las circunstancias, nos limita la mente.
Tampoco somos víctimas de nuestras familias, de nuestros amigos, de los políticos, de la economía, de los jefes, etcétera.
Somos vĂ­ctimas de nosotros mismos. El rol de vĂ­ctima es cĂłmodo y la excusa perfecta para no modificar el sendero.