Las cuatro leyes de la alimentación saludable

salad
Buenas y salsas gente linda. Continuamos en el camino de la alimentación sana y conciente. Y como indica el título hoy hablaremos con un abogado sobre leyes… Chiste, chiste. Como no todos nos alimentamos de igual modo, a pesar de ser un acto cotidiano voluntario, me decidí a investigar este tema. Pablito Martin

Hablando con la gente descubrí que la decisión del qué se come en una casa depende de varios factores:

-          Los gustos y hábitos.

-          Los alimentos que podamos adquirir.

-          Las costumbres y creencias de la sociedad y la familia en que vivimos.

:: Es muy común  tener la “costumbre” de comer determinados alimentos o preparaciones debido a que las formas de alimentarnos se repiten de generación en generación. Pero también estoy seguro de que si uno desea hacer un cambio, no es tan complicado como muchos creen.

:: Según el doctor Pedro Escudero, “es importante que nuestra alimentación conste de las siguientes leyes: calidad, cantidad, armonía y adecuación”. Por tal motivo decidí explicarles cada una de ellas.

Ley de calidad: Es fundamental la variedad, en cuanto a la calidad de los distintos nutrientes. Se necesita que el alimento aporte al organismo los principios nutritivos que requiere. Si no se cumple con esta ley se dice que estamos teniendo una alimentación carente, pero si se cumple tenemos una alimentación completa.

Los hidratos de carbono de mejor calidad son los complejos, las proteínas de alto valor biológico son las que aportan aminoácidos esenciales  (algas, polen y huevos) y las grasas de mejor calidad son las aportadas por las semillas oleaginosas y los frutos secos.

Ley de cantidad: Lo fundamental es comer lo suficiente, en cuanto a calorías y nutrientes, dependiendo de las características de cada persona. De acuerdo a la edad, sexo, talla, peso y la actividad que desarrolla, se requiere de un aporte calórico específico. Por ejemplo, una embarazada requiere de un mayor aporte calórico que un anciano, y este requiere menor consumo que un deportista. Si la alimentación no es suficiente, cae en insuficiente o excesiva.

Ley de  armonía: Es fundamental el equilibrio, los componentes de la alimentación deben tener proporcionalidad. La proporción debería ser la siguiente:

-entre 50 y 60% de carbohidratos;

- entre 10 y 20% de proteínas;

- no más del 30% de grasas.

La alimentación que no cuenta con esta condición, es disarmónica.

Ley de adecuación: Esta ley es la única que debe cumplirse siempre. La más importante de todas, que hace referencia a que la alimentación debe adecuarse a los gustos, hábitos, condiciones culturales y económicas. Ley que debe aplicarse a todas las personas, en todo momento biológico, en enfermedad o salud. Fuera de esta ley, la alimentación es inadecuada o incorrecta.

:: Espero que a partir de ahora puedan tomar estos consejos para mejorar su alimentación. Sigan proponiendo productos en www.facebook.com/pablitomartinchef  para la próxima semana. Recuerden que pueden encontrar varias recetas en mi nuevo libro “Con probar no perdés nada”. Gracias por seguir eligiendo alimentarse con el corazón y no tanto con los ojos. Hasta la próxima.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.

www.facebook.com/pablitomartinchef

—————————————————————————-

:: Ensalada de remolachas

 

INGREDIENTES

Remolachas                       4 medianas

Huevos duros                   2

Tofu blando                       50 gramos

Hojas de perejil                               10

Aceto balsámico              100 cc

Aceite de oliva                 100 cc

Agua                                     100 cc

Romero                               1 ramita

Diente de ajo                    1

Pimienta y sal                   Cantidad necesaria

PROCEDIMIENTO

Precalentá el horno.

Desgraná el tofu y si tenés salsa de soja ponelo a marinar unos minutos.

Cortá las remolachas en cuartos y ponelas en una fuente chica con el aceto, el aceite, el agua, el romero, el ajo partido al medio, una pizca de pimienta y otra de sal. La idea es que las remolachas queden cubiertas con el líquido. Tapá la fuente y cocinalas en un horno mediano hasta que estén tiernas (25 minutos). Ojo que el líquido va a ser nuestra vinagreta.

Cortá los huevos en 8 gajos y las remolachas nuevamente por la mitad.

Picá el perejil.

En una fuente poné las remolachas, los huevos, el tofu, el perejil y por último aderezá con el líquido de cocción.

Receta extraída de mi nuevo libro “Con probar no perdés nada”.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.

www.facebook.com/pablitomartinchef

———————————————————————————

::  Espinaca a la casi catalana

INGREDIENTES (para 4 personas)

Espinaca                              1 Kg

Dientes de ajo                  2

Tomillo                                1 puñado

Nueces                                               30 gramos

Pasas de uva                     2 cucharadas

Harina integral                  1 ½ cucharada

Papa                                     1 mediana

Zanahoria                           3 medianas

Olivas verdes                    40 gramos

Perejil                                  1 puñado

Pimienta y sal                   Cantidad necesaria

Aceite de oliva                 Cantidad necesaria

Caldo de verdura            100 cc

PROCEDIMIENTO

Como siempre te digo, antes de comenzar la receta poné música, tratá de transportarte a otra dimensión, a la dimensión de la cocina divertida y sana.

Primero limpiá la espinaca.

Cortá en cuadraditos de 1 x 1 la papa y la zanahoria.

Picá el perejil y un diente de ajo.

Sacale el carozo a las olivas y preparate porque ahora vamos a ir a los fuegos, ¡qué emoción!

Poné en una cacerola agua fría, un ajo cortado a la mitad, el tomillo y un poco de pimienta. Llevala al fuego y cuando hierva agregale la papa, la zanahoria y cociná por 7 minutos. Enfrialo rápidamente y reservalo.

Por otro lado, en un sartén grande o cacerola, a fuego medio alto, dorá con tres cucharadas de aceite  el ajo picado, el perejil, las nueces, las olivas y las pasas de uva. Agregá la harina y remové. Incorporá de a poco el caldo de verdura o agua para que se forme una salsa espesa.

Cuando esté hecho mezclar con las papas, zanahorias y la espinaca. Cociná durante tres minutos y rectificá la pimienta y sal. En este momento terminaste la receta, respirá hondo porque la mesa está lista y tu familia espera que lleves este rico plato.

Si te parece bien, podes poner la comida en una fuente grande y decorar con hojas de perejil. Si tenés semillas de sésamo también podes espolvorear la preparación. Creá, improvisá, porque vos son un chef de primera línea. Gracias por estar ahí. Hasta la próxima preparación.

Receta extraída de mi nuevo libro “Con probar no perdés nada”.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.

www.facebook.com/pablitomartinchef