El polvito rejuvenecedor. Por Pablito Martín.

arroz2
:: Buenas y salsas gente linda. Continuamos en la búsqueda de los 50 alimentos más sanos y justamente hoy decidiremos si las semillas de chía merecen un lugar, ya que son muy ricas en proteínas, fibra, hierro y calcio, entre otros nutrientes. Otra de sus grandes virtudes es que al consumirlas molidas, nuestro organismo incorpora antioxidantes que retardan el envejecimiento.

:: Si bien las últimas investigaciones realizadas en Estados Unidos hablan fundamentalmente del gran aporte de sus ácidos grasos esenciales (82%), estas pequeñas semillas ignoradas por muchos, son un complemento ideal ya que representan la fuente vegetal con más alta concentración de omega 3, favoreciendo la prevención de las enfermedades cardiovasculares y reforzando el sistema nervioso. Además, contienen fibra (retardan el índice de glucosa en sangre, reducen la absorción de colesterol y regularizan el tránsito intestinal), son antioxidantes (retardan el envejecimiento celular), contienen proteínas de buen valor biológico (23%), sin ausencia de los aminoácidos esenciales y con buen contenido de lisina, calcio (714 mg en la semilla mientras que la leche tiene apenas 125 mg), fósforo, magnesio, hierro, potasio, zinc, cobre, vitaminas A y del complejo B.

:: Como si esto fuese poco, aportan energía, ayudan a controlar los niveles de colesterol y la tensión arterial, no contienen gluten, mejoran la actividad cerebral, ayudan en problemas emocionales, tienen un bajo contenido en sodio, contienen poder antiinflamatorio, hipotensor, hipoglucemiante, inmunoestimulante, antiviral y laxante. Por otro lado, su consumo resulta útil en casos de celiaquía, problemas gastrointestinales, artritis, anemias, asma, tumores, depresión, estrés, diabetes, obesidad, afecciones cardiovasculares y pulmonares, psoriasis, arteriosclerosis, embarazo, lactancia y en el crecimiento.

:: Justamente ahora me gustaría hacer un paréntesis con respecto al calcio. Ya hemos hablado varias veces sobre los trastornos que produce el consumo excesivo de lácteos y sus derivados. Pero para refrescar la mente, les digo al pasar que somos los únicos seres vivos que consumimos leche de otra especie, al tener cuatro estómagos los terneros pueden digerir bien la leche materna (nosotros tenemos un estómago), en Japón y china donde casi no consumen lácteos poseen los más bajos niveles de osteoporosis y solamente el 0,12% tiene cáncer de mama y próstata (en los países occidentales esos niveles suben al 12%). Por estos motivos y muchos otros (ver artículo completo en: http://espiritualidaddiaria.infobae.com/%c2%bflos-lacteos-nos-hacen-mal) tenemos que comenzar a elegir inteligentemente los alimentos que vamos a consumir, y justamente las semillas de chía son un excelente aliado para incorporar sanamente este mineral tan buscado. Con tan solo 3 cucharadas diarias de chía, tu organismo se nutre de la misma cantidad de calcio que con un vaso de leche, pero sin incorporar todos los antibióticos y alergias que ésta contiene.

:: Las semillas de chía son originarias del oeste de México y América Central. Un dato no menor es que era uno de los cuatro alimentos básicos de los aztecas y mayas, junto con el maíz, el amaranto y los porotos. Sus semillas se utilizaron para elaborar medicinas y eran la base de su alimentación. Además, los ceramistas y pintores de esa época utilizaban el aceite de Chía para la preparación de pintura, ya que se destacaba por su brillo y resistencia en el tiempo.

:: Pero lamentablemente siempre hay una de cal y una de arena. Varios expertos alertan que las personas con problemas de coagulación no deben consumir mucho estas semillas ya que poseen ácidos grasos Omega 3.

:: Para no derrochar plata al cuete y para que nuestro organismo absorba todos los nutrientes es imprescindible comprar semillas orgánicas y enteras, luego tostarlas o activarlas con agua durante unas horas y, al momento de consumirlas, molerlas, pero sin llegar a formar una pasta. Se recomienda una ingesta de entre 10 a 20 gramos por día. Por otro lado, podemos encontrar en el mercado el aceite de chía, en este caso bastaría ingerir apenas una cucharadita en crudo.

:: Creo que ya quedó claro que las semillas de chía tienen un lugar en el primer y único ranking de los 50 alimentos más sanos. Sigan proponiendo productos en www.pablitomartin.com.ar o en www.chefenmicocina.com.ar para agregar a esta lista, así juntos investigamos y decidimos su presencia. Gracias por seguir eligiendo alimentarse con el corazón y no tanto con los ojos. Hoy les regalo un arroz con leche diferente y un acompañamiento distinto. Hasta la próxima semana.

Valor nutricional por cada 100grs:

Energía…………………………..536Kcal

Proteínas……………………….17,2g

Grasas……………………………32,8g

Acidos grasos omega3…..20,8g

Hidratos de carbono……..44g

Vitamina A…………………….44mg

Tiamina B1…………………….0,2mg

Tiboflavina B2……………….5,2mg

Niacina B3……………………..6,4mg

Calcio…………………………….820mg

Hierro……………………………16,4mg

Fósforo………………………….924mg

Magnesio………………………392mg

Zinc……………………………….6,8mg

Consejos gauchitos:

-          Comprá las semillas enteras, ya que las molidas tienen menos nutrientes.

-          Guardalas en lugares secos, oscuros, frescos y en un recipiente hermético.

-          Para tostarlas, no es necesario agregarle aceite. Simplemente ponelas en una satén y movelas para que no se quemen. Tardarás aproximadamente 2 minutos.

 

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.

 

:: Arroz con leche

INGREDIENTES (12 porciones)

Arroz integral                    300 grs

Agua                                     650 cc

Leche de soja                   1 litro

Limón                                   1

Canela en rama                               1 ramita

Azúcar integral                 150 gramos (Se puede reemplazar por Stevia o miel)

Semillas de chía               4 cucharaditas

Frutos secos                      4 cucharadas

PROCEDIMIENTO

Molé las semillas.

Picá los frutos secos.

Cortá con el pela papa finas láminas de la cáscara del limón, pero ojo que solo tenés que usar la parte amarilla, porque la blanca es amarga.

En una cacerola poné el arroz, el agua, las cáscaras de limón, la canela y el azúcar o 4 cucharadas de miel (si utilizas stevia por ahora no pongas nada). Cociná a fuego moderado revolviendo de vez en cuando hasta que esté hecho (a medida que el líquido se vaya evaporando, agregale leche de soja poco a poco). El tiempo de cocción dependerá del arroz que utilices, pero creeme que no tardarás menos de 40 minutos.

Si el arroz no está hecho y el líquido se evaporó, agregale un poco más de agua.

Si utilizas stevia, este es el momento de agregarla. Para esta cantidad, deberás poner 7 cucharaditas aproximadamente.

Cuando el arroz esté hecho, apagá el fuego y agregale las semillas y los frutos secos.

Rectificá el dulzor y dejá que se enfríe.

Opción gauchita: Si esta preparación la haces en invierno, lo más rico es comerlo calentito, y ya que estamos le podés agregar unas frutas de estación glaseadas. Abajo te dejo la receta.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.

:: Frutas glaseadas

INGREDIENTES (4 porciones)

Manzanas, peras y/o bananas  1 kilo

Miel orgánica                                    4 cucharadas

Semillas de chía                               2 cucharaditas

Aceite de oliva                                 2 cucharadas

PROCEDIMIENTO

Tostá y molé las semillas.

Cortá las manzanas y/o las peras en gajos finos. Si usas bananas pelalas y cortalas en 4 partes.

Calentá una sartén, agregale una cucharada de aceite, poné las frutas de un lado y por encima rocialas con el resto del aceite. Cocinalas durante 1 minuto, luego dalas vuelta, agregale la miel y dejá que se doren (2 minutos más). Apagá el fuego y agregale las semillas.

Opción gauchita: Esta preparación es ideal para acompañar cualquier postre, ya que le dará una tonalidad gourmet. Ejemplo: helados, tortas, flan, arroz con leche, etc.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.