El alimento vivo más antiguo y nutritivo del planeta: Los brotes

Comer semillas germinadas es comer vida pura. Enterate cómo hacer brotes, por Pablito Martín.

 

:: Buenas y salsas gente linda. Continuamos en el camino de la alimentación sana y conciente. Hoy continuaremos hablando sobre las propiedades de consumir brotes y además, te explicaré cómo hacerlos ya que es una tarea muy fácil y sumamente gratificante.

:: Los germinados son alimentos vivos que contienen grandes cantidades de enzimas, clorofila, aminoácidos, minerales, vitaminas y oligoelementos. Este tipo de alimento contribuye a corregir las carencias de la alimentación moderna neutralizando el déficit. Cuando me refiero a la alimentación moderna, no solo hablo de los productos industrializados, sino también de cómo comemos y en dónde.

:: Cuando germinamos semillas, cereales o legumbres las convertimos en un alimento fácilmente asimilable porque liberan todos los nutrientes encapsulados y mejoran el valor nutricional. Los brotes son un alimento predigerido, por lo tanto ayudan a su propia digestión y son sumamente recomendados y adecuados para las personas con estómagos delicados.

 

:: ¿Cómo hacer brotes?:

:: Cualquier semilla, salvo la de tomate o la de las papas, puede germinarse y utilizarse como alimento. Este proceso es más fácil que ir a comprarlos. Simplemente tendrás que tener un frasco, un tul, una bandita elástica y listo. Con tan solo poner las semillas en contacto con agua, calor y oxígeno, logramos “crear vida” o mejor dicho “brotes”. Abajo les doy algunas recetas para hacerlos.

:: Ahora les describo algunos datos nutricionales de los germinados:

Aminoácidos esenciales: Los brotes, especialmente de legumbres, aportan al organismo proteínas completas que se transforman en los ocho aminoácidos esenciales de rápida absorción.

Calcio: Los germinados de sésamo, almendra, girasol, alfalfa y garbanzo, entre otros, nos  proporcionan abundante calcio de rápida absorción.

Potasio: Lo podemos encontrar principalmente en los brotes de almendras, girasol, sésamo, soja y alubias.

Hierro: Los brotes que mayor cantidad de hierro tienen son los de alfalfa, lentejas, soja roja y soja verde.

Clorofila: Los brotes que más clorofila sintetizan son los de trigo y los de alfalfa. Una de las razones por las cuales la clorofila es tan efectiva puede radicar en su similitud con la hemina (forma parte de la hemoglobina, proteína de la sangre que transporta oxígeno). Por este motivo es que la clorofila es absorbida directamente por la sangre.  El consumo de esos brotes nos proporciona una mejora en la defensa, resistencia, capacidad regeneradora de las células, potencia los procesos naturales de curación, depura la sangre y frena las infecciones, entre tantos beneficios.

Vitaminas: los brotes tienen buena concentración de vitaminas, por ejemplo los más destacados son: Vitamina A (alfalfa), Vitamina B (alfalfa, trigo, girasol, centeno y sésamo), Vitamina C (trigo, lentejas, soja, garbanzos y alubias), Vitamina E (trigo) y Vitamina K (alfalfa), entre otros.

:: Los brotes se pueden consumir enteros, incluyendo las raíces y hojas. La buena noticia es que son sencillos de preparar. Mi recomendación es que los consuman crudos, porque la cocción destruye gran parte de su contenido nutricional. Por ejemplo en ensalada, licuados, salteados, tortillas, pastas, etc.  En los platos calientes te recomiendo añadirlos al final, para que no pierdan sus propiedades.

:: Creo que por hoy es suficiente, les prometo continuar con este maravilloso mundo de los brotes. Sigan proponiendo temas para analizar en www.pablitomartin.com.ar o www.facebook.com/pablitomartinchef así juntos investigamos. Hoy les propongo algunas preparaciones diferentes para incorporar los germinados. Gracias por seguir eligiendo alimentarse con el corazón y no tanto con los ojos. Hasta la próxima semana.

 

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.

www.facebook.com/pablitomartinchef

 

Fuentes consultadas:

http://www.uva.org.ar/germinados.html, http://www.consumer.es/, http://www.dsalud.com/, Revista Un Mundo Mejor N° 8 y Libro: Alimentos saludables.

.

:: Brotes de lenteja

INGREDIENTES

Lentejas: 5 cucharadas

Frasco de boca ancha, gasa y bandita elástica.

Agua filtrada o mineral: Cantidad necesaria

PROCEDIMIENTO

Esto es más fácil que contar hasta tres…

Lavá las lentejas, ponelas dentro del frasco y tapalo con la gasa y la bandita elástica. Llenalo con el agua filtrada o mineral y deja las lentejas en remojo durante 18 horas. Este proceso se llama activar.

Enjuagá las lentejas, sin sacarlas del frasco. Dejalo inclinado a 45° con la boca para abajo (ayudate con un recipiente) en la mesada de la cocina. Enjuagalas de dos a tres veces por día.

Al cuarto o quinto día, repetí el procedimiento pero al sol o al aire libre.

Al otro día ya las podrás comer.

Conservá los brotes en la heladera no más de 7 días.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.

www.facebook.com/pablitomartinchef

 

:: Brotes de alfalfa

INGREDIENTES

Semillas de alfalfa: 3 cucharadas

Frasco muy grande de boca ancha, gasa y bandita elástica.

Agua filtrada o mineral: Cantidad necesaria

PROCEDIMIENTO

Lavá las semillas, ponelas dentro del frasco y tapalo con la gasa y la bandita elástica. Llenalo con el agua filtrada o mineral y deja las semillas en remojo durante 3 o 4 horas. Este proceso se llama activar.

Enjuagá las semillas, sin sacarlas del frasco. Dejalo inclinado a 45° con la boca para abajo (ayudate con un recipiente) en la mesada de la cocina. Enjuagalas de dos a tres veces por día.

Cuando el brote tenga aproximadamente 5 centímetros, repetí el procedimiento del enjuague pero al sol o al aire libre.

Al otro día ya las podrás comer.

Conservá los brotes en la heladera no más de 7 días.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.

www.facebook.com/pablitomartinchef

.

:: Pasto de trigo

INGREDIENTES

Semillas de trigo: Cantidad necesaria

Bandeja de entre 5 y 7 cm de altura.

Tierra de buena calidad y/o compost.

PROCEDIMIENTO

Lavá las semillas, ponelas dentro del frasco, llenalo con el agua filtrada o mineral y dejalas en remojo durante 36 horas. Este proceso se llama activar.

Poné tierra en la bandeja hasta alcanzar una altura de entre 3 y 5 cm, alisando luego la superficie.

Luego distribuí uniformemente las semillas activadas (una taza de semillas para una bandeja de 25 X 35 cm). Después cubrí con una fina capa de tierra.

Regá en forma suave, pero sin encharcar.

Dejá la bandeja al total reparo del sol o cubrila con un trozo de plástico oscuro durante 4 días (regá diariamente con un rociador o sobre el plástico). Lo bueno del plástico es que le brinda, aparte de oscuridad, una humedad ideal en climas secos.

Dato importante es que tendrás que asegurarte la adecuada ventilación para evitar la presencia de hongos.

A partir del quinto día, poné la bandeja expuesta a la luz, pero no en forma directa y continuá con el riego diario. Cuando las hojas alcancen los 10/12 cm (4 o 5 días más) es el momento que podés realizar el primer corte (utilizá una tijera para evitar partir las raíces). Continuá con el proceso de regado y podrás cosechar una o dos veces más el pasto de trigo.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.

www.facebook.com/pablitomartinchef

.

:: Jugo de clorofila con manzana

INGREDIENTES

Pasto de trigo recién cosechado: Un puñado

Manzana: 2

Agua: ¼ de vaso

PROCEDIMIENTO

Lavá bien el pasto y la manzana.

Pelá la manzana y sacale el corazón.

Poné todos los ingredientes en una licuadora y procesá durante 1 minuto aproximadamente.

Luego colalo para eliminar la fibra (excesiva para nuestra capacidad digestiva).

Tomate el jugo inmediatamente para evitar pérdida de nutrientes.

Opción gauchita: Podés reemplazar la manzana por naranja.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.

www.facebook.com/pablitomartinchef