Consejos para preservar nuestra vida y cuidar el planeta

planeta
Nuestro planeta es nuestro campo de juego, cuando encarnamos en un cuerpo para vivir una experiencia humana, necesitamos tener un lugar para desempeñarnos, para movernos, expresarnos, crecer, desarrollarnos interiormente y evolucionar. Es nuestro deber cuidar el mundo para que nuestro paso por él sea gozoso, sano, placentero y para poder disfrutar de las bellezas que nos ofrece la naturaleza.
Después de la reunión de expertos de la ONU sobre cambio climático realizada en París en febrero de 2007,
se determinó que los próximos 10 años son cruciales para que entre todos podamos frenar el calentamiento
global, la catástrofe ambiental y la crisis climática que se avecina.
La responsabilidad no es sólo de políticos y empresarios, sino que lo que cada uno de los habitantes del
planeta hagamos para salvarlo será clave en nuestras vidas y las de nuestras futuras generaciones.
Por eso les proponemos seguir concientemente esta serie de simples consejos:

-Reemplazar las lamparitas comunes, por las lámparas compactas fluorescentes 

Las lámparas compactas fluorescentes usan el 60% menos de energía que las lamparitas comunes. 
Este simple cambio puede evitar la emanación de alrededor de 300 libras de dióxido de carbono al año. 
Si cada familia en un país hiciera este cambio se reducirían más de 90 billones de kgrs de dióxido de carbono!
Las mayores emisiones de dióxido de carbono se producen al generar electricidad y calor. 
Usemos la energía eficiente e inteligentemente, y no sólo ayudaremos al planeta, sino que podemos reducir mucho
nuestros gastos. 
Lámpara compacta fluorescente

———————–

-Cuidar el agua

Evitemos gastos innecesarios de agua cumpliendo sólo estos simples consejos:

-Mejor ducha que baño. Ahorra 7000 litros al año por persona.
-Mantener la ducha abierta sólo el tiempo indispensable.
-No dejar la canilla abierta mientras te lavas los dientes o te afeitas.
-No lavar los alimentos con la canilla abierta, utilizar un recipiente. Al terminar, esta agua se puede aprovechar para
regar las plantas.
-Utilizar la lavadora y el lavavajillas sólo cuando estén completamente llenos.
-No arrojar al inodoro bastoncillos, papeles, colillas, compresas, tampones o preservativos.
-Reparar inmediatamente las pérdidas de agua, ya que 10 gotas de agua por minuto son 2000 litros de agua al año
desperdiciados.
-Reutilizar parte del agua que usa tu lavadora de ropa, ésta te podrá servir para los baños, limpiar pisos, hacer aseo,
lavar el auto o el frente de tu casa.
-No vaciar la cisterna sin necesidad.
-No tirar el aceite por los lavatorios porque flota sobre el agua y es muy difícil de eliminar.  Se recomienda colocarlo
en una botella de plástico tapada y de este modo desecharlo.
-Regar los jardines y calles con agua no potable. El mejor momento para regar es la última hora de la tarde ya que
evita la evaporación.
-El agua que fue usada para cocinar alimentos se puede utilizar para regar las plantas.
-El gel, el champú y los detergentes son contaminantes. Hay que usarlos con moderación y de ser posible optar por
productos ecológicos.
-No arrojar ningún tipo de basura al mar, río, lago o laguna.

¡Contamos con tu ayuda!
En las próximas entregas seguiremos con más consejos para cuidar nuestro divino hogar: el planeta tierra.