Cómo prevenir la hipertensión con tan solo tres ingredientes

condiment
Ideas prácticas para cocinar con mucho sabor y poca sal, por Pablito Martín. :: Buenas y salsas gente linda. Continuamos en el camino de la alimentación sana hablando sobre uno de las enfermedades que varias personas tienen pero la mayoría no lo sabe. Algunos prefieren llamarla “la asesina silenciosa”, en cambio otros la denominan “hipertensión”.

:: Este es un tema sencillo de explicar. Está científicamente comprobado que en los países donde el consumo de sodio es alto, más elevada es la presión arterial media de los ciudadanos. Esto conlleva a que los riesgos de padecer infartos de miocardio, insuficiencias cardíacas, enfermedades renales e ictus cerebrales sean más altos. Ahora bien, me gustaría hacerte la primera pregunta: ¿cuándo fue la última vez que te tomaste la presión? Para serles sincero, jamás fui a una farmacia a tomármela y aunque pienses “Pablito es muy joven” yo te digo que esto no importa (¡gracias por pensar que soy joven!). Según la Asociación Médica Mundial, “toda la población debería tomarse la presión cada dos años a partir de los 20 años”. Porque tener la presión alta no hace que uno se sienta mal y si no hacemos los controles pertinentes jamás sabremos la realidad.

:: Hay dos preguntas frecuentes sobre este tema: ¿Qué es la tensión arterial? Y, ¿cuáles son los valores normales? Resumiendo, la tensión es la presión a la que circula la sangre por las arterias y se mide con dos números: la máxima tiene que ser igual o menor a 120 y la mínima a 80 milímetros de mercurio (es la unidad de medida para la presión arterial). Si estás en esos valores, vas por buen camino, pero si la máxima oscila entre los 121 y 139 y la mínima entre 81 y 89 se considera que sos pre-hipertenso. La hipertensión comienza a partir de los 140 de máxima y 90 de mínima.

:: Cuando una persona tiene pre-hipertensión, el tratamiento eficaz consiste en mejorar la alimentación, controlar el peso y practicar actividad física. Dentro de la dieta, la medida más sencilla es reducir el consumo de sal. Ojo que el sodio es vital para el cuerpo humano, pero el exceso es malo. Por eso, moderar el consumo en tu casa no solo es bueno para el “pre o hipertenso”, sino también para toda la familia (especialmente para los chicos que se acostumbrarán a comer con poca sal).

:: Una dieta contra la hipertensión, además de reducir el consumo de sal, grasas saturadas, carnes, azúcar y alcohol; debe ser rica en frutas, verduras, hortalizas, cereales integrales y frutos secos. Especialmente productos ricos en potasio y calcio.

:: Pero no nos olvidemos que la sal que tenemos que usar desde chicos es la marina no refinada, ya que contiene varios minerales que nuestro cuerpo asimila al 100%. En cambio la sal de mesa común es un veneno para nuestras arterias.

:: Ahora me gustaría darles algunas ideas gauchitas para comer sin sal:

-          Condimentá los alimentos con muchas hierbas y especias.

-          En lo posible marinalos durante 30 minutos antes de cocinarlos.

-          Alineá las ensaladas con aceite de oliva y cítricos. Por ejemplo: limón, naranja, pomelo, etc.

-          Utilizá la cocción al vapor o a presión ya que retiene mejor los sabores de los productos.

-          Creá tus propios condimentos utilizando hierbas, especias, ajo, algas y demás condimentos.

:: Con algunos secretitos y otros consejitos, nuestra alimentación mejorará notablemente. Sigan proponiendo temas en www.chefenmicocina.com.ar así juntos investigamos y decidimos cuál será el próximo. Gracias por seguir eligiendo alimentarse con el corazón y no tanto con los ojos. Hoy les regalo unas recetas diferentes y ricas. Hasta la próxima.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.

:: Condimento Pablito

Aporte nutricional según Clara B. Álvarez:

Cantidad total de calorías 151 kcal

13 grs de hidratos de carbono

9,25 grs de proteínas

6,75 grs de grasas

INGREDIENTES

Alga nori: 2 láminas

Semillas de sésamo: 50 grs

Cúrcuma: 2 cucharadas

Levadura de cerveza en copos: 2 cucharadas

PROCEDIMIENTO

Tostá las semillas.

Cortá el alga nori en pedacitos y tostalos ligeramente en una sartén sin aceite.

Poné todos los ingredientes en el vaso del mixer y procesá hasta obtener un polvito. Si no tenés mixer ponelo directamente en una licuadora o en un mortero.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.

:: Calabaza rellena con tofu

 

INGREDIENTES (2 porciones)

Calabaza: 1 grande

Tofu ahumado o común: 300 gramos

Cebolla: 1 grande

Pimiento rojo: 1

Zanahoria: 1 mediana

Dientes de ajo:                2

Salvia: 10 gramos

Semillas varias: 30 gramos

Agua fría: 100 cc

Aceite de oliva: Cantidad necesaria

Pimienta: Cantidad necesaria

Condimento Pablito: Cantidad necesaria

PROCEDIMIENTO

Prendé el horno.

Cortá la calabaza al medio (sacale las semillas), ponela en una fuente con un poco de pimienta, Condimento Pablito y aceite de oliva. Cocinala en un horno fuerte hasta que esté blanda pero firme (más o menos serán 20 minutos).

Tostá las semillas de calabaza en una sartén con un poco de aceite y Condimento Pablito.

Mientras que esto sucede, pelá y cortá en pluma la cebolla, y en cuadraditos la zanahoria y el pimiento.

Picá el ajo y las hojas de salvia.

Tostá y molé las semillas.

Cortá en cuadraditos chicos el tofu (si querés marinalo con un poco de salsa de soja sin sodio).

En una sartén dorá la cebolla, la zanahoria y el pimiento con un poco de aceite, pimienta y Condimento Pablito. Luego agregale el ajo, la salvia y cociná un minuto más. Tirale el agua fría para levantar el fondo y apagá el fuego. Agregale el tofu, las semillas y dejá que se enfríe.

Ahuecá un poco la calabaza para poder rellenarla, y lo que le sacas incorporalo en la mezcla anterior  mezclando bien para que te quede parejo.

Ahora es el momento de rellenar las calabazas y una vez que las tengas listas calentalas cinco minutos en el horno para que se incorporen los sabores.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista.