5 FRASES QUE PUEDEN HACER TU DÍA MEJOR

feliz
1-“Si alguien busca la salud, pregúntale si está dispuesto a evitar las causas de la enfermedad; en caso contrario, abstente de ayudarle” Sócrates.

Cómo dicen los seres sublimes ¿quieren sanar el cuerpo? Amen, amen y amen. Estén dispuestos a liberarse del pasado que la mente trae una y otra vez machacando sobre lo no resuelto. El famoso ¿Por qué a mi? ¿Por qué no a mi?
La energía del universo es amor en acción y si nos abrimos toda nuestra energía se potencia.

2-“La verdadera causa del sufrimiento es la ignorancia” Sai Baba

Debido a esta ignorancia universal, o ilusión, nuestra mente-ego-personalidad está convencida de que existimos como individuos separados, desconectados de Dios. Esta ignorancia genera sufrimiento, porque lo que no es unión es deterioro interno, y el sufrimiento es eso, la ausencia de amor, de un amor que trascienda las meras elecciones y opiniones de la mente y la personalidad.

3-“No importa que te amen o te critiquen, te respeten, te honren o te difamen, que te coronen o te crucifiquen; porque la mayor bendición que hay en la existencia es ser tú mismo”. Osho

Aquel que solo espera el elogio y la alabanza para sentirse vivo, es fácilmente destruido por la crítica ajena, por la malicia y el descredito. Se dice que esas personas son hojas llevadas por el viento de un lado a otro. Exhiben su carencia en forma tan brutal, que solo generan entusiasmo cuando el otro las considera.

4-“La enfermedad es el resultado no solo de nuestros actos sino también de nuestros pensamientos”. Mahatma Ghandi

Nuestros pensamientos son muy poderosos. Si visualizamos algo, si realmente lo creemos, se hará realidad. Una conocida frase dice “ tu lo has creído, tu lo has creado”. Atraemos con nuestra energía todo lo que nos rodea. Cuando manifestamos emociones de rencor, odio e ira, nos enfermamos.

5-”Amen a sus enemigos y recen por ellos”. Si ustedes aman solamente a quienes los aman, cuál es el mérito? . Jesús

Es fácil amar a un hijo, es difícil amar al hijo del otro. Cuando el corazón se abre, el amor es constante, y cuando el amor es constante, se conoce el paraíso en la tierra.