¿Sabés quién fue el gran ZOROASTRO?

zoroastro

El Zoroastrismo o Mazdeísmo es la religión monoteísta más antigua después del Hinduismo, con la que comparte sus conceptos fundamentales. Surgió en la antigua Persia –hoy Irán- hace miles de años, luego de la llegada de los arios desde el Norte de Asia. Por esta razón pertenece a las religiones de origen ario y su idioma, el Avesta, comparte la raíz con el sánscrito.

Las escrituras sagradas se llaman Zend-Avesta o Avesta, en referencia al idioma en que fue escrito. La quintaesencia del Avesta está en los Gazas, diecisiete himnos compuestos por el propio Zaratustra, también llamado Zoroastro. Fue el profeta más antiguo, y no fundó una nueva fe sino que profundizó la existente, el Mazdeísmo (Mazdayasna: “adoradores de Mazda”, Dios).

Actualmente los zoroastrianos o mazdeístas son los persas que no se convirtieron al Islam y forman una comunidad desperdigada entre Irán y la India principalmente, donde se los llama parsis.
Religiones posteriores como el Judaísmo, Cristianismo y el Islam comprenden gran parte de las enseñanzas de Zaratustra. Pero mientras estas crecieron y atrajeron a millones de creyentes, el profeta más antiguo quedó en la oscuridad, recordado solo por académicos o por los propios creyentes. Actualmente la mayoría de ellos vive en la India (cerca de Mumbai), tierra que los amparó tras huir de Persia en el siglo VII por la invasión de los árabes. Sin bien el Zoroastrismo es tolerado en su tierra natal, está pobremente integrado al resto de la sociedad islámica. En contraste, los zoroastrianos son tolerantes respecto a otros cultos porque su juicio se basa en las acciones de las personas y no en sus creencias. Como no es una religión proselitista, la ausencia de predicación fue otro de los factores que ocasionó su casi desaparición.



 
VIDA DE ZARATUSTRA

Aun en la actualidad hay controversias tanto sobre la vida de Zaratustra como sobre su fecha y lugar de nacimiento. Hace doscientos años se afirmaba que había nacido y vivido en el siglo VII antes de Cristo. Descubrimientos arqueológicos, estudios del lenguaje, la utilización del carbono 14 y otros factores llevaron el nacimiento de Zoroastro hasta el 6300 a. C.. Hoy se la considera la fecha más fidedigna, aunque hay versiones que plantean el 9000 a.C. Heródoto y Platón, quienes vivieron entre los siglos IV y III a.C., calcularon la existencia de Zaratustra alrededor del 6400 a.C.
A pesar de las diferencias, ya nadie duda que el profeta existió antes del 2000 a.C. Para esa época el Avesta, idioma que utilizó en sus escritos, era una lengua muerta.

 


El despertar

En el Vendidad, un compendio del Avesta (las Sagradas Escrituras), se establece que Zaratustra nació en el pueblo de Rai, en la provincia de Bactria. Previo a su nacimiento, su madre, tuvo un sueño donde se le reveló la misión de su hijo.
Después de sus 15 años, se recluyó en un lugar solitario para meditar profundamente y entrar en comunión con Dios. Estuvo aislado durante diez años y en ese período las Gazas le fueron reveladas por el Creador. Estos textos, las Gazas, son las bases de las enseñanzas de Zaratustra, y los más antiguos de la literatura Avesta.
Su Iluminación ocurrió cuando tenía treinta años, cuandovio por primera vez la luz divina, a Ahura Mazda como el Sabio Creador y sus seis emanaciones o Amesha Spentas. Comprendió las leyes o el principio sostenedor del Universo.

Luego de su Iluminación, Zaratustra quería compartirla con el mundo. Entonces reunió a su familia y conocidos para que escucharan sus enseñanzas. Luego comenzó a instruir en las calles de su ciudad natal, donde encontró una resistencia profundamente arraigada por parte de los sacerdotes que vivían de acuerdo a las prácticas tradicionales. A pesar de que Zaratustra probó distintas técnicas de enseñanza, cada vez se encontraba con una mayor resistencia. De hecho, en los siguientes doce años solo ganó 22 seguidores.

A pesar del paso del tiempo, la oposición vehemente de los gobernantes y sacerdotes de su tierra natal seguía tan firme como en los primeros días. Entonces, Zaratustra decidió viajar a otras tierras. Movilizó a sus seguidores para propagar su filosofía, con los que formó un grupo de 23 personas.
A donde fueran encontraban oposición debido al rechazo interesado de los gobernantes y sacerdotes, y a la resistencia de la gente. Hasta que un día Zaratustra supo de un rey llamado Vishtaspa en un país vecino, un hombre justo además de sabio, y decidió ir a verlo y consiguió una audiencia con él. En ella participaron varios sacerdotes para interrogarlo y probar su nueva filosofía. El profeta contestó todas las preguntas con éxito y el rey quedó satisfecho. Luego de reflexionar, Vishtaspa adoptó su doctrina.
Fue así como las enseñanzas de Zaratustra fueron incluidas en la religión oficial.

 


SU ENSEÑANZA

Las Sagradas Escrituras

La enseñanza de Zaratustra se conserva principalmente en sus diecisiete himnos conocidos como Gazas (Gathas). Estos himnos fueron incorporados al Zend-Avesta o Avesta. Buenos pensamientos, buenas palabras y buenas acciones son la quintaesencia de la enseñanza de Zaratustra.

 


Dios

El Zoroastrismo reconoce a un Ser Supremo, llamado Ahura Mazda. “Ahu” significa Ser. En sánscrito, Ahu es lo mismo que Atma, el morador real del corazón, el “yo” verdadero. La primera enseñanza del Profeta es que Ahura Mazda es el Supremo Ser Único. Ahura significa Creador de vida. Maz y la raíz da, significan Creador de la Materia. Entonces, Ahura Mazda es el Ser único omnipresente, creador de la vida y la materia.
El Dios del Mazdeísmo no es un Juez severo que castiga los errores humanos. Ahura Mazda es el Bien Supremo, la Luz que guía a los hombres. Creó el universo para que ellos progresen y evolucionen hacia la meta, que es la unión con Dios. Así alcanzarán la Plenitud y la Eternidad.

 


Los Amesha-Spenta o cualidades divinas

El Ser Supremo es sin forma. Solo puede ser visto con el ojo interno y no a través de los sentidos. Para experimentarlo directamente, Zaratustra mostró el camino a través de los seis Amesha-Spenta (Sagrados Inmortales) o aspectos de Dios.
Son nociones abstractas que posteriormente fueron concebidas como ángeles o espíritus. Consisten en la Mente Pura (Vohu Manah), la Rectitud más Alta (Asha Vahishta), el Poder Divino (Khshathra Vairya), la Piedad Progresiva (Spentâ Aramaiti), la Plenitud (Haurvatât), y la Inmortalidad (Ameretât). Los últimos tres aspectos son descriptos como Dones de la Gracia divina que acontecen al aspirante por seguir la Rectitud más alta o Verdad.
Los seis Amesha-Spenta son aspectos del Supremo Ahura Mazda.

 


¿Una religión dualista?

Afirmar que el Zoroastrismo es una religión dualista es un error. Hay un Ser único o Dios; Ahura Mazda.
El Bien y el Mal son inherentes a las elecciones éticas de los mortales. El Mal sólo mora dentro de las mentes y se produce por elecciones equivocas, retrógradas, malas. Por otro lado el Bien también es un producto de las decisiones rectas de la mentalidad Progresista o Pura.
Zaratustra se refiere a estas dos “mentalidades” creadas por Ahura Mazda, entre las cuales el hombre debe discernir. La mentalidad buena, progresista, es la moralmente edificante, y el gemelo opuesto, la mentalidad mala, injusta y retrógrada. Él hace énfasis en la necesidad de elección y en la importancia de elegir el bien, que está en armonía con el Orden Cósmico (Asha) y es conducente a la Unión con Dios o Perfecta Bienaventuranza. Para lograrlo, propone la tríada ética de buenos pensamientos, buenas palabras y buenas acciones.

Las acciones y sus frutos

“La Rectitud es la virtud más alta, sólo ella brinda felicidad. Feliz es aquél
que es recto por la Rectitud misma”
    Zaratustra

Los Gazas proclaman que aquellos que desean agradar al Sabio escogen la Rectitud a través de “las acciones verdaderas o buenas”. Dicen que la mentalidad injusta escoge las peores acciones que conllevan los peores resultados posibles.
Zaratustra dice: “Él en Su plan, creó para nosotros prosperidad y adversidad”. Pero la adversidad no es un castigo divino, sino el efecto de la ley de causa y consecuencia. Declara que todos los actos y palabras tendrán sus respectivos frutos; el mal para los malos y la bendición de la felicidad para los buenos. De acuerdo al camino que siga, la mente puede forjar estas cadenas de atadura o disolverlas.
Zaratustra afirma que el destino de las malas acciones es la morada de la Ignorancia, necesaria para aquellas almas cuya luz interior sigue tenue y que aun no contemplaron la Luz de la Verdad. También declara que es posible lograr la salvación en vida si uno dedica todo su esfuerzo para lograrlo, siguiendo el camino de la Rectitud (Asha) y cultivando la Mente Benevolente o Pura (Vohu-Manah).  

 
Los símbolos

El Fuego y el Farohar, son los dos símbolos del Zoroastrismo. Zaratustra vio en el fuego una representación física de Asha (Orden/Verdad/Rectitud). Es fuente de luz, calor y energía, y como tal es símbolo de Sabiduría, Amor y Vida respectivamente. El fuego destruye la ignorancia a través de su iluminación y resplandor. Es el “Hijo de Ahura Mazda” y “el más hermoso cuerpo de Dios”. Estas referencias no hablan de su aspecto físico sino de la chispa divina o el fuego interior del hombre. Por todas estas razones, Zaratustra estableció el fuego como altar.
En los templos zoroastrianos hay un fuego encendido de forma permanente que solamente los sacerdotes pueden alimentar. En Udwada, un pueblo cerca de Mumbai, India, hay un templo cuyo fuego no se apaga desde el año 721 d.C., y hoy en día es un centro de peregrinación para los Parsis.
El Zoroastrismo también tiene otro símbolo, el Faravahar o Farohar.

Representa el propósito de la vida en la Tierra, que es promover el progreso del alma hacia la unión con Ahura Mazda o Dios. En el centro de la figura, el círculo representa el alma del individuo. Las dos “piernas” curvas representan la Mentalidad Progresiva o Spenta-Mainyu y la retrógrada o Angra-Mainyu. Para ayudar al alma a elegir entre estas dos mentalidades, se le da un timón en forma de cola. Esta cola tiene tres capas de plumas, que representan la tríada de buenos pensamientos, palabras y acciones (Humata, Hukhta y Hvarasta). Gracias a la práctica de estas tres virtudes, el aspirante puede progresar hacia la Perfección.

 

La ceremonia religiosa

La ceremonia de iniciación se llama Navazote, y se realiza entre los siete y quince años de edad. “Nava” significa nuevo y “Zaotar”, devoto. El iniciado o iniciada se viste con una camisa blanca sagrada o Sudrah, que simboliza la Mente Benevolente y está hecha de puro algodón, y la faja sagrada o Kusti de lana de cordero, que simboliza inocencia y gentileza. La faja está tejida con 72 hilos de lana, correspondientes a los 72 capítulos del Yasna. Es atada alrededor del iniciado con tres vueltas, que simbolizan la tríada de buenos pensamientos, palabras y acciones. 
El iniciado repite una oración llamada Ahuna Vairya o Ahunavar. Es la plegaria madre del Zoroastrismo, y representa la doctrina de la religión:


“Tal como el Gobernante del Universo es Absoluto en Su voluntad,
así es el supremo Maestro a través de su Rectitud.
Quienquiera que dedique sus buenas acciones a Dios
recibirá el don de una Mente Pura,
Quienquiera que ayude y proteja al necesitado,
recibirá el Poder y la Fuerza de Dios.” 
 

Extraído de la Revista Heart to Heart latino, perteneciente a la Organización Sai Baba de Latinoamérica.  http://www.h2hlatino.org