¿DEJAS PASAR EL ENOJO?

141652678
DEJA SECAR EL ENOJO

Al volver del paseo, Mariana se quedó pasmada al ver su nuevo juego de té tirado en el suelo.
Faltaban algunas tazas y la bandeja estaba rota. Llorando se desahogó con su mamá ¿ves mamá lo que hizo Julia conmigo?
Le presté mi juguete y ella lo descuidó y lo dejó tirado en el suelo.
Totalmente descontrolada Mariana quería ir a la casa de su amiga a pedir explicaciones, pero su madre cariñosamente le dijo:

-Hijita, ¿te acuerdas de aquel día cuando saliste con tu vestido nuevo todo blanco y un coche te salpicó con barro al pasar? Quisiste lavarlo en seguida, sin embargo tu abuelita te dijo que había que dejar que el barro secara, porque después, sería más fácil quitar la mancha.

-Si, me acuerdo- contestó la niña.
-Bueno, hijita, lo mismo pasa con el enojo, deja que se seque primero y después todo será más fácil de resolver.
.